nuestras Novedades

Carta de ASECI al Presidente del Gobierno por el COVID-19

8 ABRIL,2020

Reproducimos a continuación por su interés la carta que desde la Asociación nacional española de ingenierías ASECI se ha enviado al Presidente del Gobierno, al Ministerio del MITMA, al Presidente de AENA y a la Presidenta de ADIF relativa a la crisis del COVID-19 y sus consecuencias


En primer lugar, desde ASECI queremos solidarizarnos con todo el país y sus ciudadanos en estos momentos que todos estamos viviendo y sufriendo. Estamos seguros de que como siempre ha ocurrido en los momentos más críticos todos estaremos a la altura de las circunstancias.

ASECI es la asociación española de empresas medianas de consultoría e ingeniería independientes. Las empresas de la asociación están especializadas en las actividades de infraestructuras, arquitectura, instalaciones, medio ambiente y nuevas tecnologías.

La ingeniería española es una de las más reconocidas a nivel mundial, siendo ejemplo de productividad, innovación y excelencia. Es parte muy importante del tejido productivo de nuestro país y un bien a preservar.

Tras la desgracia que estamos padeciendo en nuestro país debido a la pandemia motivada por el COVID-19 estamos observando con gran preocupación que debido a la disposición adicional tercera del Real Decreto 463/2020 del 14 de marzo, se suspenden todos los plazos administrativos, habiéndose suspendido en consecuencia la práctica totalidad de las licitaciones de nuevos contratos que estaban en curso.

En el mismo Decreto se recomienda a las empresas españolas que teletrabajen en la medida de lo posible. El teletrabajo desde el estallido de la crisis es la fórmula de trabajo adoptada de manera masiva por el sector de ingeniería español. Por ello no entendemos que se hayan paralizado las licitaciones públicas cuando todas ellas se pueden desarrollar de manera electrónica. Se puede aprovechar este periodo para adjudicar nuevos contratos que se podrían realizar nada más finalizar el periodo de alarma o incluso durante el mismo, si es posible su desarrollo mediante la fórmula del teletrabajo. Esta medida no sólo serviría para no perder capacidad productiva en un momento tan difícil para las empresas y sus trabajadores, sino que serviría para activar rápidamente la economía y nuestro sector una vez que pase la crisis sanitaria. No hacerlo supondría paralizar innecesariamente el sector durante varios meses más provocando una crisis económica mucho más profunda, cuando lo que el país necesitará en ese momento es una reactivación rápida de la economía.

Asimismo, es fundamental que no se paralicen las certificaciones y posteriores cobros como consecuencia de la suspensión de los plazos administrativos, ya que eso provocará graves problemas adicionales a las empresas y por lo tanto a sus trabajadores. Esta actividad tampoco tiene sentido que se detenga ya que se realiza de manera electrónica.

Creemos firmemente que cualquier actividad productiva de ingeniería que sea posible realizar mediante el teletrabajo -y muchas lo son-, no debería ser suspendida. La suspensión de contratos de ingeniería existentes, así como de las licitaciones de nuevos contratos, paraliza la actividad de nuestro sector innecesariamente, ya que es viable realizarlas cumpliendo escrupulosamente con las medidas de seguridad exigidas.

La paralización de los Estudios y Proyectos en cualquiera de sus fases, al ser estos el paso previo e indispensable para la contratación de cualquier obra pública produciría retrasos graves en cadena en la licitación, contratación y construcción de obras públicas en todo el país, lo que generaría un retraso adicional muy importante en el sector de la construcción tan fundamental en la recuperación económica de nuestro país y en la recuperación y creación de empleo.

Queremos asimismo hacerle dos propuestas concretas que entendemos serían de gran ayuda y serían implementables de un modo muy rápido:

Propuesta 1. La administración tiene un periodo de pago teórico de 60 días con carácter general, previa aprobación de las facturas. Se propone adelantar el pago de forma inmediata de toda factura aprobada por parte de las administraciones a los proveedores de materiales, obras y servicios.

Es, sin lugar a duda, la forma más efectiva y rápida de inyectar liquidez en las empresas que trabajan para la administración sin tener que incurrir en ningún trámite adicional, ni cambio de procedimiento. Para aumentar el impacto de esta medida, sería importante incluir una directriz por parte del Ministerio de Hacienda a todas las partes implicadas en el proceso de tramitación para que se reduzcan los plazos de aprobación de las facturas en cada expediente, y en especial por su relevancia, el Cuerpo Superior de Interventores y Auditores del Estado.

Propuesta 2. Levantar la suspensión de los procesos administrativos de licitación pública.

Dicha medida es sencilla de implementar puesto que únicamente se precisa modificar la disposición adicional tercera del Real Decreto 463/2020, añadiendo al resto de excepciones que contiene los procedimientos de licitación pública.

Se podría continuar con todo el proceso hasta la adjudicación inclusive y que se paralizase, en todo caso, el comienzo en aquellos contratos afectados por el decreto.

Por último, deseamos expresarle que desde ASECI nos ponemos a su disposición para colaborar en lo que sea necesario en un momento tan duro, difícil y complejo para todos.


Accede aquí a una copia del escrito remitido [+]